En 1941 el Dr. Gustavo Baz, Secretario de Salubridad y Asistencia visitó la ciudad de San Luis Potosí analizando la urgente necesidad de construir un nuevo edificio que reuniera la infraestructura necesaria para la atención de los enfermos y, a la vez, las condiciones adecuadas de trabajo para los médicos potosinos.

Se inició la gestión para la expropiación de los terrenos por parte del ejido Garita de Jalisco realizada por el entonces gobernador del estado, Gral. Ramón Jiménez Delgado.

De esta manera el Dr. Baz colocó la primera piedra del nuevo edificio el 4 de abril de 1942, durante la celebración del Segundo Ciclo de Días Médicos. Posteriormente, el 30 de noviembre de 1942 se levantó un acta en la que el comisariado ejidal de la Garita dio su consentimiento para que se iniciara la construcción del futuro hospital.

La planeación y realización de la construcción fueron obra del arquitecto Enrique del Moral, especializado en la construcción de hospitales.

En ese año de 1942, era rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí el Dr. Ignacio Morones Prieto, quien tuvo que dejar el puesto ya que fue nombrado por el gobernador, Presidente de la Beneficencia Pública del Estado, así también, fue designado Presidente del Patronato del Hospital Central mismo que se encargaría de vigilar los trabajos de edificación.

El 25 de mayo de 1943 se celebró un convenio de cooperación entre el Gobierno del Estado, el titular de la Secretaría de Asistencia Pública y la Beneficencia Pública de San Luis Potosí, a fin de asegurar el presupuesto requerido para terminar la construcción del edificio.

Al momento de concluir las obras, el patronato estaba integrado por: Dr. Ignacio Morones Prieto, Presidente; Roberto García Larrañaga, Tesorero; Ismael Salas, José Vilet, Filiberto Herrera, Vocales. El Dr. Morones Prieto fue nombrado asesor médico durante la construcción del edificio y el 6 de enero de 1946 se informó que la universidad lo había nombrado director del nuevo nosocomio.

En mayo de 1946, se solicitó al Dr. Jesús N. Noyola, quien era rector de la universidad, nombrara al personal técnico, a los jefes del servicio y a los médicos.

El 19 de agosto de 1946 se acordó que el nuevo hospital llevaría el nombre de “Hospital Central de San Luis Potosí” también se informó que el presidente de la república, Manuel Ávila Camacho, haría la inauguración durante la segunda quincena de septiembre, la que no se llevó a cabo, pues no fue sino hasta el 17 de noviembre de 1946, cuando el Dr. Gustavo Baz en representación del presidente de la república, hizo la declaratoria inaugural del Hospital Central. Fungiendo como Gobernador del Estado, Gonzalo N. Santos.

Fue así como a partir de ese día, se dio forma a la organización del nuevo hospital-escuela y no fue sino hasta el 10 de febrero del siguiente año, cuando se comenzó a atender a la población de consulta externa y los servicios fueron puestos en marcha paulatinamente.

El 24 de marzo, se internó el primer paciente, fue una mujer con Meningitis Meningocócica; salió el 3 de abril.

En cuanto a la labor del Dr. Morones Prieto como director del hospital duró poco, pues a menos de un mes de la inauguración, renunció al puesto por haber sido nombrado Subsecretario de Salubridad y Asistencia. Ese mismo día se designó al Dr. Jesús N. Noyola como nuevo director; puesto en el que permaneció por 17 años.

En octubre de 1953, el patronato acordó que se le agregara el nombre de Dr. Ignacio Morones Prieto al hospital y a partir de mayo de 1954 se aprobó que el hospital fuera llamado “Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto.”

© Derechos Reservados Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto